Día 26: La caja de herramientas de Dios

logo-final-crece¿Has observado alguna vez una semilla? Es increíble notar que dentro de ese pequeño grano está encerrada la vida ¿cierto? Esa semilla cuenta desde ya con todo el potencial necesario para llegar a ser un árbol o una planta. La vida misma está encapsulada en su interior, tú no tienes que hacer nada, simplemente dejar que ese potencial se desarrolle plenamente.

Bueno, también hay vida en la iglesia. La Iglesia de Cristo es un organismo vivo y en su interior posee el potencial para crecer y desarrollarse. A la iglesia no se la hace crecer, se le deja crecer.

¿Cómo se libera ese potencial? Lee el siguiente pasaje:

“Y él mismo constituyó a unos, apóstoles; a otros, profetas; a otros, evangelistas; a otros, pastores y maestros, a fin de perfeccionar a los santos para la obra del ministerio, para la edificación del cuerpo de Cristo” (Efesios 4:11-12)

El potencial de la iglesia se libera cuando usamos nuestras dones espirituales. Puede que te preguntes qué es esto de los dones espirituales. Bueno, los dones o regalos espirituales son capacidades sobrenaturales que Dios nos da para que podamos servirle. El servicio a Dios es tan especial que nuestras capacidades naturales, aunque ayudan mucho, no son suficientes. Por eso el Espíritu Santo actúa a través de nosotros Sus hijos ¿no te parece emocionante?

Así que la vida encapsulada y concentrada en la Iglesia de Cristo se libera a través de estos dones espirituales, que son como la caja de herramientas de Dios. Por medio de este recurso divino, personas comunes y ordinarias son capaces de hacer cosas extraordinarias.

Al terminar quiero que pienses en tres principios importantes acerca de los dones espirituales:

< Cada cristiano posee a lo menos un don espiritual. No existe un solo cristiano que no tenga a lo menos un don espiritual a su disposición. Puede que la herramienta que Dios te dio esté perdida por ahí, pero si la buscas la encontrarás de seguro.

< Los dones espirituales los entrega el Espíritu Santo como Él quiere y a quien Él quiere. Las palabras “don”, “regalo” y “gracia” proceden de la misma raíz en el friego. Las herramientas sobrenaturales que Dios te entregue no te las mereces ni te las puedes ganar, son obra de la gracia de Dios.

< Cuando sirves en tus fuerzas, tú trabajas; cuando ejerces tus dones espirituales, es Dios quien trabaja a través de ti.

Así que no tienes que sentirte capacitado en tus propias fuerzas para servir a Dios, Él mismo ha provisto las herramientas espirituales necesarias para que le sirvas.

¿Ya conoces tus dones espirituales? ¿los estás ejerciendo? ¿hay alguna herramienta guardada al fondo que no estés usando?

CRECE ICLAM

Anuncios

~ por iclamchile en 18 octubre 2009.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: