Día 19: Transformados por la Fe

logo-final-creceOtro de los grandes aportes del libro de Rut a nuestras vidas es la lección de fe que aprendemos de sus personajes, especialmente de las mujeres. No cabe duda, Rut y Noemí eran mujeres de fe.

Entre los muchos significados de FE, quisiera que hoy me acompañes a pensar en dos:

El Contenido de la Fe (la Biblia). Dios ha hablado. Dios ha establecido la verdad y nos ha comunicado Su voluntad y Su carácter. No hay muchas verdades, hay una sola. La verdad no está en ti ni en mí, la verdad está en Dios y Él la ha revelado en Su Palabra.

La Biblia no es un libro con consejos bien intencionados, la Biblia es la ley de Dios; lo que ella dice se cumplirá para tu bien o para tu mal. No hay muchas formas de agradar a Dios, hay una sola, y esa forma está en la Biblia.

La desesperada necesidad de Rut y Noemí no las llevó a buscar soluciones que estuvieran fuera de la voluntad de Dios. Si había alguna respuesta a su condición, ésta tendría que venir de Dios mismo. Fue precisamente el cumplimiento cabal de la ley lo que Dios usó para la restauración de ambas mujeres (Deuteronomio 25:5-6)

Conocer a Dios y Su voluntad no es una opción para ti. Tu vida, tu presente, tu futuro, tu familia, tu iglesia, tu ministerio, todo depende de que conozcas y obedezcas la verdad de Dios. No se trata solamente de creer, sino EN QUÉ o EN QUIÉN creer.

“…porque yo sé a quién he creído” (2ª Timoteo 1:12)

La Convicción de la Fe (Creer). Contemplar la verdad no es suficiente, ni siquiera reconocerla como tal. Es necesario apropiarla y vivir por ella. Rut y Noemí tuvieron esa clase de fe, y tú debes tenerla también si quieres glorificar a Dios. Esa clase de convicción desafía a la lógica y a las circunstancias. La verdadera fe conoce a Dios y pone en Él toda su esperanza.

Creo que es tiempo de comenzar a leer la Biblia y a creerla. Vivamos sus principios, conozcamos al Dios que se nos revela en ella: un Dios de poder, sabio, justo, santo, amoroso, soberano, fiel y misericordioso.

Necesitas conocer lo que crees y creer lo que conoces.

No te desesperes por las circunstancias que te rodean, cree. No te desanimes por tus pecados, cree. No te irrites por tus limitaciones, cree. No escuches las mentiras del diablo, cree. Nunca te dejes derrotar, cree.

“Porque todo lo que es nacido de Dios vence al mundo; y esta es la victoria

que ha vencido al mundo, nuestra fe.” (1ª Juan 5:4)

CRECE ICLAM

Anuncios

~ por iclamchile en 12 octubre 2009.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: