Día 16: Discipulado

logo-final-creceDiscipulado es una de esas “palabras de día domingo” que usamos frecuentemente, pero que muchas veces no entendemos bien.

¿Qué es el Discipulado? ¿es un curso, o un material de estudio? No hay duda de que todo esto ayuda, pero el Discipulado es algo más.

Discipulado es el proceso de aprendizaje que vive un discípulo ¿y qué es un discípulo? Es un aprendiz, un alumno, alguien que aprende.

¿De quién somos aprendices nosotros? ¿del pastor? ¿del líder? No, somos aprendices de Jesús.

La única vida que agrada a Dios y se ajusta a Su voluntad es la vida Su Hijo Jesús.

“Y hubo una voz de los cielos, que decía: Este es mi Hijo amado,

en quien tengo complacencia.” (Mt. 3:17)

 

Por eso es que la justicia del Hijo nos ha sido imputada a nosotros, ha sido como un depósito en nuestra cuenta por medio de la fe.

Pero Dios desea transferir algo más en nosotros que solo la justicia de Su Hijo. Él quiere formar en nosotros el carácter de Cristo. Fíjate en lo que dice el pasaje de Efesios 4:22-24:

 

“En cuanto a la pasada manera de vivir, despojaos del viejo hombre, que está viciado conforme a los deseos engañosos, y renovaos en el espíritu de vuestra mente, y vestíos del nuevo hombre, creado según Dios en la justicia y santidad de la verdad.” 

 

Fíjate en los tres imperativos: despojaos del viejo hombre, esto significa despojarse de los hábitos de tu vida sin Cristo. La Biblia dice que esos hábitos están corrompidos y hay que quitarlos de encima, al igual que lo haríamos con una ropa podrida.

Luego dice renovaos en el espíritu de vuestra mente, y quiere decir cambiar los pensamientos engañosos por la verdad de la Biblia. Nuestra conducta está regida por nuestros pensamientos, y por eso nuestros pensamientos deben basarse en la verdad de Dios y no en la mentira del diablo.

Finalmente: vestíos del nuevo hombre, este “nuevo hombre” no es otra cosa que el Señor Jesucristo, y vestirse de Él es dejarnos transformar a Su imagen.

 En el proceso de tu discipulado el Espíritu Santo irá confrontando tu vida de muchas maneras (a través de otros creyentes, las circunstancias, la Biblia, la voz misma del Espíritu, los sufrimientos, etc.) para ir moldeando diferentes áreas de tu vida, de modo que te parezcas más y más a Cristo.

Así que tu Discipulado dura toda la vida, tiene que ver con parecerse más y más a Jesús, y quien lo lleva a cabo es el Espíritu Santo que vive en ti.

Todos estamos en el proceso de Discipulado, no hay nadie que no necesite aprender a ser más como Jesús.

¿Por qué no tomas los siguientes minutos para entregar una vez más tu ser en ofrenda a Dios y rogarle que te ayude a vestirte del Señor Jesús

 

CRECE ICLAM

Anuncios

~ por iclamchile en 6 octubre 2009.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: