Día 6: Cara a Cara

Logo Final Crece

Lectura Bíblica: Rut 2:13

“…has hablado al corazón de tu sierva…”. De esta forma Rut le dice a Booz que sus palabras han llenado sus necesidades más sentidas. Este hombre benjamita ha sido misericordioso, justo y bueno con ella.

La adoración es tan vital para nuestro andar espiritual porque inevitablemente nos confronta con Dios y nos prepara para escucharlo hablar directo a nuestro corazón.

La adoración verdadera es la que produce esto, no el simple acto de cantar, tampoco el disfrutar tu “canción favorita”, ni siquiera el emocionarte. La adoración verdadera te lleva a la presencia de Dios por la fe y entonces te revela dos verdades básicas para el cristiano:

Quién es Dios. Si no has aprendido verdaderamente a adorar, seguramente vas a tener la tendencia a tratar a Dios con una familiaridad que tendrá que ver más con tu manera de verlo que con una revelación que venga de Él mismo. Cuando Dios se reveló a diversas personas en la Biblia, el resultado no fue placentero, sino pavoroso y humillante (Isaías 6:1-8; Hechos 9:3-6).

Cuando adores a Dios, pídele que revele Su santidad y Su gloria; pídele que te enseñe a adorarlo como le es digno y agradable a Él y no a ti.

Quién eres tú. Cuando logras tener una idea de Dios, de Su gloria, Su santidad y Su majestad, entonces inevitablemente tendrás una clara visión de quién eres tú.

Pablo, que siempre se sintió orgulloso de lo que era y lo que hacía, de pronto se encontró con Jesús y su orgullo cayó al suelo junto con él. Si quieres saber quién eres realmente, mírate a la luz de la presencia de Dios.

A Omar Ramos, mi pastor durante muchos años, le dijeron una vez que lo vieron leyendo su Biblia durante su horario de colación en su trabajo: “Don Omar, está leyendo la Biblia para ser más bueno”, entonces él respondió: “La verdad es que cuanto más la leo, más pecador me veo”.

Las religiones orientales enseñan a mirar las cosas con desapego por medio de la meditación y el yoga; la mejor forma de mirar adecuadamente las cosas es yendo a la presencia de Dios por la fe y adorarlo.

¿Quieres sabiduría para tomar decisiones? ¿Necesitas saber cómo calmar el dolor de tu alma? ¿Necesitas claridad respecto a tu futuro? ¿Quieres saber cómo resolver algún conflicto? Vé a la presencia de Dios y adóralo en humilde devoción. Deja que te confronte con Su presencia y que a la vez te muestre quién eres. Cuando eso ocurra vas a estar mejor preparado para escucharlo hablar directamente a tu corazón y llenar tus necesidades más íntimas, al igual que Booz lo hizo con Rut.

Señor, vengo a tu presencia para buscarte porque te amo y te necesito.

Te adoro Señor, rindo a Ti todo mi ser. Revela a mi corazón más de Ti.

Humíllame para que pueda escuchar tu voz y alimentarme de ella. Amén.

CRECE ICLAM

Anuncios

~ por iclamchile en 26 septiembre 2009.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: