¿Mi vida y mis palabras han honrado el evangelio de Cristo?

And_Man_Created_God_by_ahermin¡Cuan hermoso es pensar que en el momento mismo en que nos rendimos a los pies de Cristo, Dios nos ve santos a través de su Hijo! Ahora este es nuestro estado predeterminado.

Dios nos salva de modo que nosotros que estábamos muertos en nuestros delitos y pecados, pudiéramos vivir un

a vida santa.

La palabra “santo” significa:

a) separado para Dios: (I Corintios 1.30)

I Cor. 1:30 Pero gracias a él ustedes están unidos a Cristo Jesús, a quien Dios ha hecho nuestra sabiduría —es decir, nuestra *justificación, *santificación y redención

b) la condición resultante, la conducta de los separados.

I Tesalonisenses 4:3 y 4:7

3 La voluntad de Dios es que sean *santificados;

7 Dios no nos llamó a la impureza sino a la santidad

El Espíritu Santo logra santificar nuestras vidas, siempre y cuando nos rindamos a El. El va a ir eliminando el pecado y produciendo Sus frutos en un proceso que dura toda la vida de los creyentes

23 Que Dios mismo, el Dios de paz, los *santifique por completo, y conserve todo su ser —espíritu, alma y cuerpo— irreprochable para la venida de nuestro Señor Jesucristo

Aunque la santidad es ahora nuestro estado predeterminado, aun así Dios nos llama a vivir una vida que demuestre esta condición. Y para eso tenemos esta grande promesa:

Filipenses 1:6

6 Estoy convencido de esto: el que comenzó tan buena obra en ustedes la irá *perfeccionando hasta el día de Cristo Jesús.

Juan Wesley dijo que Juan Fletcher era el hombre más santo que había conocido en Europa y en América; y que lo era porque diariamente se examinaba para saber si su proceder estaba de acuerdo con los planes de Dios, para lo cual se hacía las siguientes preguntas:

  1. ¿Desperté espiritualmente y tuve cuidado de guardar mi mente de pensamientos errantes, cuando me levanté esta mañana?
  2. ¿Me he acercado a Dios en oración o he dado lugar a la pereza y a la desidia espiritual?
  3. ¿Se ha debilitado mi fe por no haber velado, o ha sido avivada por haberla puesto en actividad hoy?
  4. ¿He andado hoy por fe, y he procurado ver a Dios en todas las cosas?
  5. ¿Me he negado a mí mismo al usar palabras y al expresar pensamientos poco bondadosos? ¿Me he debilitado espiritualmente al ver que prefieren a otros en mi lugar?
  6. ¿He aprovechado mi tiempo precioso, mis fuerzas y mis oportunidades según la luz que Dios me ha dado?
  7. ¿He guardado mi corazón en un ambiente de gracia, de modo que haya sacado provecho?
  8. ¿Qué he hecho hoy por los cuerpos y por las almas de los santos?
  9. ¿He derrochado cualquier cosa por agradarme a mí mismo, cuando podía hacer guardado el dinero para la casa de Dios?
  10. ¿He gobernado bien mi lengua, recordando que en la multitud de palabras no falta pecado?
  11. ¿En cuántas ocasiones me he negado a mí mismo hoy?

Erika Fucaraccio

Anuncios

~ por iclamchile en 17 septiembre 2009.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: