El Corazón de la Adoración

6496_100647887761_523607761_2079232_6611570_nApocalipsis 4:11 “Digno eres Señor y Dios nuestro, de recibir la gloria, la honra y el poder, porque tu creaste todas las cosas; por tu voluntad existen y fueron creadas”

Un conocido ejemplo: “Martin comentaba en el almuerzo del domingo que la adoración no le gusto el día de hoy. La razón fue que los músicos se encontraban en un retiro.”

Hay dos conceptos muy equivocados:

1)     La adoración no es lo mismo que la alabanza, la alabanza es parte de la adoración. La adoración es todo lo que hacemos, mientras sea para Dios. (Hasta ordenar las sillas en la iglesia es adorar a Dios,  siempre y cuando sea de corazón)

2)     La adoración depende de nosotros, no de músicos o personas. Estamos adorando al creador, no dejandonos llevar por lo que provoca la música en nosotros. Se trata de ENTREGAR y por un momento dejar de recibir TODO lo que nos da Dios segundo a segundo. ¿Es lógico ir a un cumpleaños y quedarnos con el regalo?

Según el diccionario la palabra adoración significa:

Culto que se rinde a la persona o cosa que se considera divina. Amor o cariño profundo. Admiración intensa.

Creo que en la adoración es vital que el Espíritu Santo pueda obra. Cuando se le da paso al Espíritu Santo, transforma el clima religioso de un corazón de la misma manera que la primavera derrite los polos.

Muchas veces caemos en el error de medir el avivamiento o la renovacion de nuestra iglesia (ICLAM) por la cantidad de manos levantadas. Cristo NO. El cuenta los corazónes rendidos a el. No le importa lo bien que nos salga la cara de telenovela al cantar, ni lo bien que cantemos. No niego que la emoción es una parte bkn de cómo experimentamos la alabanza. Hacerlo con libertad y emoción es maravilloso. Pero sigue sin ser eso el factor que determine una verdadera vida de adoración. El corazón de la adoración es el amor y la obediencia.

Si queremos honrar a Dios de verdad y creemos que es digno de toda la gloria vamos a ser obedientes a él. No hay manera de ser un adorardor sin tener un corazón obediente y lleno de amor. Podremos saber las mejores canciones, las mejores frases, dar más que el diezmo. Pero la adoración se muestra en la obediencia.

La ley sobre las leyes es “amarás al Señor tu Dios”. Lograr eso es el verdadero deseo del Espíritu Santo. ¿Acaso no honramos a Dios cumpliendo sus deseos y mandamientos?

¡¡La mejor adoración que puede subir al cielo es nuestra obediencia y amor!!

Seamos obedientes a Dios en el día a día y aprendamos a adorarlo en todo lo que hacemos.

Mucho ánimo para este día y recuerden que en nuestras debilidades, Dios se hace más fuerte en nosotros

Daniel Ziefle

Anuncios

~ por iclamchile en 26 agosto 2009.

Una respuesta to “El Corazón de la Adoración”

  1. Gracias Daniel Ziefle, gracias por el devocional.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: